13 de septiembre de 2021

La vuelta al cole: Evita el dolor de espalda de los niños por llevar la mochila escolar

Vuelta al cole

Después de casi tres meses de vacaciones, los niños vuelven a la rutina y los más peques inician su carrera escolar. También vuelven las mochilas llenas de libros y otros materiales escolares. En este artículo compartimos las medidas que pueden ayudar a evitar que la mochila cause problemas posturales y musculares para tu pequeño estudiante.

El hecho de que los niños tengan que llevar una mochila llena de materiales escolares es normal pero se ha relacionado a menudo con la apariencia de problemas de espalda en los niños. Se recomienda que los niños no carguen más del 10% de su propio peso ya que superar esta carga puede causar dolor de hombros, cuello y/o espalda, problemas posturales o incluso dolencias más graves. Pero no solo el peso es importante, también llevarlo de manera correcta es muy importante para la salud del niño.
Puede que el niño no se queje de dolor de espalda, pero esa mala postura y sobrecarga de la mochila escolar puede tener consecuencias a largo plazo cuando sea adulto como Escoliosis, Cifosis o Lordosis.

Patologías de la columna Escoliosis:

Desviación de la columna vertebral hacia los lados provocando una rotación en las vértebras

Hipercifosis:

la columna vertebral se curva en 45 grados o más y pierde parte o toda su capacidad para moverse hacia dentro

Hiperlordosis:

es el aumento de la curvatura de la columna vertebral. Según la zona, puede ser cervical, dorsal o lumbar

Características de la mochila ideal:

1. El tamaño no es más grande que la espalda del niño de manera que se apoye sobre la zona lumbar, quedando a unos cinco centímetros por encima de la cintura.

2. Los tirantes deben ser anchos y acolchados que apoyan sobre los dos hombros.

3. Los tirantes estarán ajustados de forma que la mochila quede pegada al cuerpo del niño.

4. La correa en el pecho distribuye el peso de la mochila.

5. Compartimentos dentro de la mochila para poder posicionar los objetos más pesados pegado a la espalda.

La importancia del ejercicio físico

Aparte de evitar llevar demasiado peso y mejorar la postura, se recomienda fortalecer los músculos del torso con ejercicio frecuente. El ejercicio como la natación, correr, el Pilates, etc, ayuda mucho a fortalecer la espalda. Es recomendable buscar un ejercicio que divierta al niño para así aumentar las ganas de hacerlo.

 

¿Cuando acudir al medico?

 

1. Si se queja de dolor de espalda

2. Si viéramos desviación en la espalda.

Si el medico lo considera necesario, prescribirá desde una ortesis de corrección de postura hasta un corsé para corregir la espalda.